3 reflexiones para emprendedores de Michael Schumacher

3 reflexiones para emprendedores de Michael Schumacher

Índice del artículo

¿Sabes que Michael Schumacher estuvo a punto de abandonar la Fórmula 1 antes de empezar a ganar con Ferrari?

Si te gusta la Fórmula 1 y como yo, naciste a finales de los 80, seguro que recuerdas la época dorada de Michael y Ferrari.

🚨 ¡Ojo! ¿Es esto uno de los cupones que estabas buscando? 🚨

20% – FBADS20

¡Aprovechar este cupón es muy sencillo! Tan solo tienes que hacer clic en este enlace e introducirlo. ¡Se aplicará el descuento en el momento!

Desde 2000 hasta 2004 el piloto alemán y Ferrari lo ganaron todo. Cinco años de un dominio que marcaría la historia de este deporte para siempre.

Pero Michael no empezó ganando. La verdad es que muy pocos lo hacen.

De hecho, no ganó su primer título hasta su cuarto año en la Fórmula 1 y su tercer año con el equipo de segunda fila Benetton.

Con ese equipo se hizo con dos campeonatos (1994 y 1995). Después de esa hazaña, consiguió muchas ofertas, pero ninguna le entusiasmaba. Ya pensaba en retirarse, pues seguir ganando en ese u otro equipo superior no le motivaba.

¿Por qué seguía Michael Shumacher en la Fórmula 1?

Devolver a Ferrari una victoria en el campeonato que no obtenía desde los años 90. Una hazaña que ni Ayrton Sena ni Alain Prost habían conseguido. Una hazaña que le haría convertirse en leyenda pero que también le ponía una gran presión sobre sus hombros.

Probablemente, la mayor que tuvo durante toda su carrera.

Aunque le habían prometido el cielo, Shumacher se encontró con un Ferrari que corría menos que un 2 caballos. Trabajó día y noche para mejorarlo pero después de cuatro temporadas seguía sin hacerse con el título…

—por si acaso te pilla lejos la Fórmula 1, cuatro años son muchos para un proyecto ambicioso en el que cada fin de semana se invierten millones con el solo objetivo de ganar—.

Los dirigentes de Ferrari empezaron a dudar, el equipo empezó a dudar, los aficionados empezaron a dudar, y seguro que él mismo empezó a dudar.

Sin embargo, en la temporada del año 2000 ocurrió. El piloto alemán batió a su eterno rival Mika Häkkinen y a partir de ahí ganó 5 campeonatos más seguidos forjando una gran leyenda que perdura a día de hoy.

De hecho, algo interesante es ver como casi nadie recuerda sus dos primeros campeonatos ganados con el equipo Benetton. Algo que por sí mismo, ya es una gran hazaña pues la mayoría de Pilotos pasan por ese deporte sin hacerse ni con un campeonato.

Michael Schumacher

—Ok, Álex, ¿y por qué me cuentas esto?

Lo primero porque me encantan los coches, representan el progreso, la tecnología, la libertad además de la velocidad y la adrenalina… ya sabes, el hombre o mujer y la máquina.

Por otro lado, creo que la carrera extraordinaria de Michael Schumacher nos deja varios aprendizajes que si los ponemos en práctica nos ayudarán a tener sino negocios extraordinarios al menos, negocios más rentables y sostenibles.

Además, es curioso porque muchos de los aprendizajes que he sacado de la carrera de Schumacher concuerdan con los aprendizajes del libro de Jim Collins “From Good to Great”.

¡Vamos con ellos!

#1 Un negocio extraordinario que perdure rara vez se crea en 2 días

La transformación de un negocio rentable y sostenible en un negocio extraordinario es progresiva y está llena de altibajos.  

La carrera de Michael Schumaquer es un claro ejemplo. Estuvo corriendo en Fórmula 1 más de 15 años. Tardó 4 años en ganar su primer título. Luego se pasó a Ferrari en lo que todo el mundo esperaba iba a ser una entrada estelar.

Sin embargo, pasaron 4 años llenos de problemas, retos y dudas hasta que por fin logró el primer triunfo con la escudería. Después de ese primer campeonato, llegaron otros cinco. Luego se retiró para más tarde volver.

#2  Los negocios extraordinarios están dirigidos por personas humildes

Los CEO de las empresas extraordinarias son personas humildes que atribuyen sus éxitos a las personas de su equipo pero asumen plena responsabilidad por sus fracasos. Además, estos dirigentes son extremadamente disciplinados consigo mismos.

El piloto de leyenda, si bien implacable en la pista, era una persona de pasado muy humilde que conocía el nombre del cocinero que hacía la pasta en el equipo Ferrari. Pasaba horas con los mecánicos demostrando interés y cariño por su trabajo.

Además, era muy disciplinado y en muchas ocasiones se exigía a sí mismo mucho más de lo que la gente le exigía a él. Algunos dicen que esto no le dejaba disfrutar de sus éxito por la pregunta es: ¿se puede forjar una leyenda sin este nivel de exigencia?

#3 Tu negocio debe tener un porqué muy bien definido para convertirse en extraordinario

Un porqué que además es conocido y compartido tanto por el equipo como por los clientes/consumidores como por aquellos que conocen el «producto» pero han decidido no “comprarlo”.

Cuando Michael decidió fichar por Ferrari en 1996, la escudería del cavallino rampante llevaba sin ganar un campeonato desde 1979. Él podía haber seguido en Benetton y seguramente hubiera ganado su tercer campeonato consecutivo ese año. 

Pero decidió fichar por Ferrari para devolver a la escudería más antigua del mundo una victoria que llevaba 20 años esperando. El objetivo no era ganar por ganar, ni ganar para sí mismo. El objetivo era devolver la gloria a una escudería de leyenda.

Se trata de un porqué definido mucho más grande que él mismo. Un porqué que todo el mundo compartía, un porqué que además, casi le cuesta su carrera pues, como hemos dicho, estuvieron a punto de echarle cuando después de cuatro temporadas no había ganado el campeonato.

#4  Él éxito está a la vuelta de la esquina y si no lo encuentras habrás luchado por algo

¿Os imagináis qué hubiera pasado si Michael Schumacher hubiera tirado la toalla en 1999 después de cuatro años sin ganar el campeonato con Ferrari? Seguramente no se habría convertido en la leyenda que es hoy.

Esto es 100% aplicable a los negocios. De hecho, seguro que has visto la típica imagen del hombre cavando en busca de oro que se da la vuelta justo antes de encontrarlo.

Es cierto que algunos nos pasaremos toda la vida cavando y quizás nunca encontremos nuestro oro, pero si entendemos el punto 3, y tenemos un porqué definido y compartido, nos sentiremos realizados como personas y como emprendedores.

#5 Celebra tus éxitos con mesura pues estos serán olvidados

Creo que vivimos en la cultura del éxito, de la foto de instagram, del cumplimiento de los objetivos a cualquier precio.

Sin embargo, la carrera del piloto alemán nos demuestra cómo conseguir un objetivo tan titánico como es ganar un campeonato del mundo puede ser rápidamente olvidado.

De hecho, los más jóvenes, recordarán sólo sus últimos años con Mercedes, esos años cuando regresó después de haberse retirado. Años en los que si bien ayudó a la escudería alemana a crear un coche ganador, no consiguió grandes éxitos.

Sé que puede sonar tópico decirlo, pero para mi, el gran éxito de Schumacher fue ganar el primer campeonato del mundo con Ferrari en el año 2000 después de que la escudería italiana llevase 21 años en sequía. El resto ayudó a consolidar la leyenda, pero su gran éxito fue ese. Un éxito compartido. Un éxito con un gran porqué.

SI quieres saber más, te animamos a unirte a la lista de correo de Ads Academy en la que compartiremos contigo material exclusivo que te permitirá ampliar tus conocimientos al respecto.

Sígueme en las redes sociales

¡Masterclass GRATIS!

Descubre los tips para aumentar el CTR de tus anuncios y mejorar la conversión con más de 50 ejemplos ganadores

CATEGORÍAS
búsqueda
Artículos relacionados

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¡Masterclass GRATIS!

Tips para aumentar el CTR de tus anuncios (+50 Ads)

Obtén mi guía definitiva ¡GRATIS!

Share via
Copy link
Powered by Social Snap